català español english

Blog

Inicio Blog Científicos y médicos de renombre que han pasado por la Real Academia de Medicina de Cataluña

Científicos y médicos de renombre que han pasado por la Real Academia de Medicina de Cataluña

Miércoles, 30 de setiembre de 2020
  • Amfiteatro de la Real Academia de Medicina de Cataluña

El edificio que ocupa la Real Academia de Medicina de Cataluña (RAMC) es un espacio patrimonial de Barcelona único no sólo por su belleza, sino también por la historia de la ciencia que nos acerca.

Sede primero del Colegio de Cirugía de Barcelona y después de la Facultad de Medicina, hasta llegar a su actual papel, ha acogido momentos irrepetibles y médicos de renombre. ¿Nos adentramos en su pasado y conocemos algunos de los reconocidos personajes que pisaron la emblemática institución?

Pere Virgili. Conocido como el último barbero de España, practicó este oficio hasta los 14 años, cuando pasó al Hospital de Tarragona para formarse como sangrador. Más tarde, estudió medicina en Montpellier y terminó especializándose en cirugía. En 1724 ingresó como cirujano en el Ejército, donde fue cambiando de ubicación y posición, hasta que, viendo el desconocimiento que había en el oficio, en 1748 se dirigió a Fernando VI para fundar un colegio en Cádiz donde formar nuevos cirujanos para la Armada. Fruto de este primer éxito, se autorizó la creación del Real Colegio de Cirugía de Barcelona (actual RAMC), inaugurado en 1764, y Pere Virgili fue impulsor tanto de esta institución como de la construcción de su anfiteatro anatómico.

Antoni de Gimbernat. Hijo de campesinos acomodados, estudió cirugía en Cádiz. Una vez graduado, en 1765 Virgili le pidió que ejerciera como profesor de anatomía en el Real Colegio de Cirugía de Barcelona y también fue nombrado cirujano mayor del Hospital de Santa Creu. Después de contribuir a la creación de una escuela similar en Madrid, en 1801 es nombrado Primer Cirujano Real y, en consecuencia, presidente de todos los Colegios de Cirugía de España. Antoni de Gimbernat fue uno de los padres de la cirugía moderna en España. Después de aprender nuevas técnicas en los hospitales de ciudades europeas, observó que las imágenes del cuerpo humano que contenían los libros no preparaban bien para las operaciones, e inició el proyecto de recrear el cuerpo humano en cera para tener modelos en tres dimensiones.

Moisès Broggi. Después convertirse en toda una entidad en el Hospital Clínico de Barcelona durante el franquismo, ejerció como cirujano de las Brigadas Internacionales que lucharon en España durante la Guerra Civil, pero posteriormente fue represaliado en la posguerra y se dedicó al ámbito privado. En 1966 entró como miembro de la RAMC y se convirtió en su presidente de 1979 a 1966. Por su carrera fue condecorado con la Creu de Sant Jordi.

Alexander Fleming. El Premio Nobel y reconocido descubridor de la penicilina visitó Barcelona en 1948 para asistir a un ciclo de conferencias que se desarrollaron en la Academia. De hecho, se le hizo un recibimiento solemne en el anfiteatro anatómico, y se le otorgó el título de Académico de Honor de la institución. Además, tiene dedicados los Jardines del Doctor Fleming detrás del edificio.

Santiago Ramón y Cajal. Se trata de otro Premio Nobel de Medicina que pasó por la RAMC, pero en este caso con más permanencia. Dio clases en el anfiteatro durante 5 años, de 1887 a 1892, cuando era catedrático de Histología y Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina de Barcelona. Es más, vivía en la calle del Notariat, y fue allí donde desarrolló su teoría neuronal, clave para la neurociencia actual. No fue miembro de la RAMC por su corta estancia en la ciudad condal, pero se le otorgó el título de Académico Honorario en 1922.

César Comas y Agustí Prió. Son considerados los introductores de los rayos X en España, ya que hicieron la primera radiografía sobre la mesa de mármol del anfiteatro anatómico de la Academia, en un acto público y solemne, el 24 de febrero de 1896. De hecho, abrieron conjuntamente un gabinete de Roentgenologia, y Comas fue radiólogo de la Facultad de Medicina entre 1908 y 1944. Siempre usaban la misma mano para hacer la radiografía, de forma que a Comas le tuvieron que amputar el antebrazo izquierdo, y su primo Prió murió consecuencia de su sobreexposición a la radiactividad. Todo un sacrificio por la ciencia.

August Pi i Sunyer. El hijo del médico Jaume Pi i Sunyer y licenciado en medicina por la Universidad de Barcelona siguió la vocación de su padre y destinó su vida como investigador y catedrático en la materia. Así, tuvo una gran evolución dentro de la RAMC: fue nombrado académico correspondiente nacional en 1901, académico numerario en 1910, vicepresidente en 1927, y finalmente ocupó la presidencia enseguida ante la muerte prematura de su antecesor, hasta 1935. De hecho, su influencia en la institución fue decisiva, con un aumento de las actividades que se celebraban y su traslado en 1929 de su antigua ubicación en la calle dels Banys Nous al edificio construido en tiempos de Carlos III para el Real Colegio de Cirugía, y ocupado hasta 1907 por la Facultad de Medicina.

Antoni Mendoza. El 16 de febrero de 1847, este cirujano hizo en el Hospital de la Santa Creu la primera intervención quirúrgica con anestesia en Barcelona. El catedrático en Anatomía Quirúrgica también fue uno de los primeros representantes de la medicina positivista en Cataluña. Ocupó la vicepresidencia de la RAMC entre 1865 y 1866 y impulsó la revista "El Compilador Médico" (1865-69), considerado el primer órgano de prensa de la institución.

Bartolomeu Robert. Catedrático de Patología Interna en la Universidad de Barcelona, ​​alcalde de la ciudad en 1899, diputado en el Congreso en 1901 y uno de los fundadores de la Liga Regionalista; Bartolomeu Robert desarrolló su vida entre la política y la ciencia. Fue vicepresidente de la Academia el bienio 1881-1882 y presidente desde 1883 hasta 1890, antes de adentrarse en su segunda faceta.

Dolores Aleu. Se trata de un referente de mujer adelantada a su tiempo, una de las tres primeras médicas de España y la única que ejerció la profesión médica. Su rastro a la RAMC está muy escondido, pero estudió en un entorno donde la medicina parecía reservada para los hombres y se puede encontrar su tesis doctoral ("De la necesidad de encaminar por la nueva senda la educación higiénica-moral de la mujer"). Se sabe muy poco de ella, sólo gracias a algunos escritos que han quedado, y después de superar con éxito la carrera de medicina encontró obstáculos para ser reconocida oficialmente. Abrió una consulta donde atendió mujeres de toda condición social y les daba consejos sobre salud y maternidad. Su hijo, que siguió sus pasos, murió contagiado de tuberculosis y Aleu, abatida por no haberlo podido salvar, murió.

Martina Castells. Otra de las tres primeras médicas de España y la primera doctora. Coincidió en los estudios con Dolores Aleu, pero a diferencia de ésta no llegó a ejercer, ya que murió a los 31 años a causa de una nefritis durante el embarazo. Detrás de la capilla de Sant Llàtzer, en la Plaza Padró, hay unos jardines dedicados a ella.

Si quieres conocer más sobre la historia de la Real Academia de Medicina de Cataluña, los secretos escondidos del edificio y detalles de los grandes científicos y médicos que pasaron, ponemos a su disposición visitas guiadas cada semana.

Actualidad destacada 
  • Somos Sternalia

  • Sternalia Productions S.L.
  • C/ Torre dels Pardals, 33, local 3
  • 08041 Barcelona (Cataluña / España)
  •  
  • Oficinas Sternalia:
  • (+34) 93 170 17 97
  • info@sternalia.com
  • Lu-Ju de 9:00h a 17:00h
  • Vi de 9:00h a 13:00h
  •  
  •  

 

 

 

Patrocinadores | Colaboradores

[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
Información legal
x

Empresa: Sternalia Productions, SL

NIF: B65662801

Valid XHTML 1.0 Transitional