català español english

Blog

Inicio Blog Observatorio Fabra: 10 curiosidades que no sabías

Observatorio Fabra: 10 curiosidades que no sabías

Lunes, 31 de agosto de 2020
  • Observatorio Fabra: 10 curiosidades que no sabías

El Observatorio Fabra es todo un referente del patrimonio de Barcelona, y se ha convertido sin lugar a dudas en uno de los hitos del paisaje urbano en la montaña del Tibidabo, especialmente destacable por sus vistas privilegiadas de la ciudad, el delta de

A continuación conocemos juntos algunas de estas particularidades, para que aprendáis nuevos secretos de la ciudad de Barcelona a través de un edificio con mucha historia.

  1. El Observatorio Fabra pertenece a la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona. La petición de su creación surgió en 1895 bajo la dirección de dos académicos, el meteorólogo Eduard Fontserè y el astrónomo Josep Comas i Solà; pero este primer proyecto fue rechazado por falta de capital y debido a que el emplazamiento estaba reservado a la construcción del Templo del Sagrado Corazón del Tibidabo. Finalmente, siete años más tarde y gracias al legado económico de Camil Fabra i Fontanills, primer marqués de Alella, fue posible su construcción (de ahí su nombre), aunque se tuvo que desplazar un poco más abajo.
  2. El edificio de estilo neoclásico, con un punto modernista, es obra del arquitecto Josep Domenech Estapà, y fue inaugurado en 1904 por el rey Alfonso XIII, con Josep Comas i Solà como primer director. Por lo tanto, lleva más de 115 años dedicado al estudio del cosmos y el universo, el clima y los terremotos.
  3. El Fabra se construyó con la idea de que viviera una familia, con una vivienda en la planta baja, agua corriente y electricidad. En 1904 se instaló el primer conserjeGabriel Campo Pérez, con su mujer y sus dos hijos. Sus tareas consistían en el mantenimiento de los instrumentos astronómicos y meteorológicos, la vigilancia de las instalaciones y terrenos que rodeaban el edificio y la atención de las visitas. Actualmente, sin embargo, ya no vive nadie.
  4. El imponente observatorio cuenta en su sala de la cúpula con un instrumento para estudiar el universo aún más impresionante en su tamaño: un telescopio refractor Mailhat de 38 cm de diámetro. Se trata de uno de los más grandes y antiguos de Europa, aún en funcionamiento en la actualidad. Este hecho se puede comprobar en la Cena con Estrellas de junio a octubre, que ofrece a los asistentes la posibilidad de observar un astro o estrella del universo cada noche a través de este instrumento único.
  5. Además de su gran refractor, el Observatorio Fabra cuenta en una de sus salas con un telescopio de un tamaño mucho más reducido, pero de un funcionamiento muy diferente: el círculo meridiano. Este instrumento puede girar libremente alrededor de un eje horizontal, de manera que se puede mover describiendo el meridiano local, en vez de seleccionar cualquier cuerpo del universo sea cual sea su posición.
  6. En el año 2014, el Observatorio Fabra recibió la distinción de Historic Site (sitio histórico) por la European Physical Society (EPS), gracias al descubrimiento de la atmósfera de Titán, entre otros, así como por su recopilación de series centenarias en los ámbitos de la meteorología y la sísmica. De hecho, fue el sexto observatorio clasificado la lista de la EPS por orden histórico, y los cinco anteriores ya han dejado de funcionar en su actividad científica. Además, se trata del primer centro de España en obtener este reconocimientopor parte de la EPS.
  7. Desde el mismo 2014, se considera Bien Cultural de Interés Nacional en la categoría de monumento histórico por parte de la Generalitat de Catalunya. También ha recibido otras distinciones, como la placa Narcís Monturiol al mérito científico y tecnológico y la Medalla de Oro de la ciudad de Barcelona.
  8. El Fabra tiene un asteroide con su nombre por el espacio. El cuerpo celeste fue descubierto el 14 de abril de 2001 por el astrónomo Josep Manteca, aunque no fue a este edificio sino en el Observatorio de Begues. Pero el científico lo quiso dedicar al Observatorio de Barcelona por ser pionero en los estudios astronómicos en Cataluña y el 3 de abril de 2007 el Minor Planet Center oficializó el nombre del asteroide como Obsfabra.
  9. Este edificio del Tibidabo se convirtió en varias ocasiones durante la Guerra Civil un pequeño campo de refugiados para algunos de los miembros de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, y desde esta localización alta se podía observar el impacto del conflicto bélico en la ciudad. Pese a ello, no faltó ni un solo día de observación científica, que se mantiene al día desde sus inicios en 1904.
  10. Los jardines del Fabra también se guían por la ciencia o, en este caso, la botánica, y tienen una clara función pedagógica. Sus plantas están acompañadas de unos rótulos de cerámica que indican tanto la nomenclatura científica como la vulgar y otras cuestiones relevantes de la especie como la distribución o cuál es el aspecto de los frutos. Aunque en su mayoría son ejemplares mediterráneos (almendros, encinas, algarrobos o laureles, entre muchos otros), hay excepciones exóticas como los cedros del Himalaya o los ciruelos japoneses.
Actualidad destacada 
  • BLACK FRIDAY

    Descuentos de 2x1 en cultura | conciertos | visitas guiadas ||||| Y del 15% en cenas, actividades de fin de semana y cursos

    Ver más
  • "Toque de Queda"

    "Toque que Queda" Nueva normativa y nuevos horarios de las actividades de Sternalia

    Ver más
  • Somos Sternalia

  • Sternalia Productions S.L.
  • C/ Torre dels Pardals, 33, local 3
  • 08041 Barcelona (Cataluña / España)
  •  
  • Oficinas Sternalia:
  • (+34) 93 170 17 97
  • info@sternalia.com
  • Lu-Ju de 9:00h a 17:00h
  • Vi de 9:00h a 13:00h
  •  
  •  

 

 

 

Patrocinadores | Colaboradores

[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
Información legal
x

Empresa: Sternalia Productions, SL

NIF: B65662801

Valid XHTML 1.0 Transitional